Blog


Equipo gimnasio.

  • Lecturas importantes

  • Cómo Lubricar una cinta de correr.

     

    Una cinta de correr puede ser una de las mejores herramientas que podremos encontrar en un gimnasio, para la mejora de su salud y bienestar personal. Las cintas de correr requieren un mantenimiento básico. Estos pasos de mantenimiento incluyen la limpieza y ocasionalmente lubricar la correa y la cubierta. Estos pasos le ayudarán a mantener su cinta de correr en pleno funcionamiento. Normalmente necesitan ser lubricados cada seis meses, dependiendo del uso que se le pueda dar esto puede variar un poco. Algunos modelos le avisan cuándo es el momento para lubricar con un mensaje en la consola.

     

    Instrucciones:

    1. Adquirir un lubricante específico para cintas de correr, o recomendado por el fabricante de su máquina.
    2. Asegúrese de desconectar la cinta y por seguridad desenchúfela de la toma de corriente antes de realizar el mantenimiento. Esto ayudará a evitar una posible descarga eléctrica.
    3. Con la herramienta adecuada quite los tornillos del rodillo trasero. Estos dos pernos se encuentran en la parte posterior de la cinta, en ambos lados de la cinta. Estos pernos de controlar la tensión de la correa.
    4. Limpie la plataforma de la máquina frotándolo con un paño húmedo. Asegúrese de que ha eliminado cualquier resto de polvo o suciedad que se haya acumulado, sobre todo en la parte inferior.
    5. Aplicar el lubricante sobre la parte superior de los engranajes de la máquina, aplique uniformemente el lubricante, tenga cuidado de no verter nada en la superficie de paso de la cinta.
    6. Colocar la cinta en su posición original, apretar los tornillos del rodillo trasero y tendremos la máquina preparada para otra larga temporada de servicio, mantenga en buenas condiciones su equipo de gimnasio y evite desperfectos.