Servicio Express

Servicio Express: (55) 5236-5420

 

Guía para la elección del Césped Artificial.


Pasto sintético artificial o césped

Guía para la elección del Césped Artificial.

Todo el mundo puede usar un poco de césped artificial, tanto en una casa como en un edificio de apartamentos para convertir una terraza en un lugar más verde. Este tipo de césped puede ayudarle a alcanzar un espectacular jardín, que mantenga un buen aspecto durante todo el año, además de ser la solución si uno desea un césped que no requiere de mantenimiento.

En la compra de un césped sintético, hay varios aspectos importantes que uno debe considerar.

 

  1. La calidad de la hierba y el precio.

Uno debe tener en cuenta que la razón principal por la que está realizando la instalación de un césped artificial, es que está destinado a ser permanente, para toda la vida podríamos decir. Uno tiene que ser capaz de tomar la decisión correcta en la elección del proveedor y sobre todo sobre el tipo y calidad del material que vamos a instalar, tanto para el césped, como para los materiales de los que vienen acompañado, la tela o manta, los drenajes, la base de apoyo, ya sea arena o caucho.

Durante la búsqueda del césped artificial más adecuado a nuestras necesidades, los expertos aconsejan que uno pida muestras de los diferentes productos y calidades que ofrece cada proveedor.

  1. Las condiciones climáticas en su área.

Si bien las condiciones climáticas juegan un papel importante en la elección de césped artificial, a estas se les debe dar la importancia que requieren. Si en los alrededores de su propiedad se produce el factor de la caída de fragmentos de los árboles como hojas y ramas, debe tener en cuenta el mantenimiento al hacer su elección, ya que estos residuos pueden atascar los sistemas de drenaje del jardín. Optar por un producto que requieren mantenimiento, no quiere decir que no puedan requerir horas de limpieza. Por lo tanto, es necesario averiguar la cantidad de drenaje de la superficie que deseamos instalar, ya que cuanto mayor sea, menos constancia deberemos tener en la limpieza, ya que no es lo mismo tener que recoger hojas y ramas todas las semanas o cada pocos días, que realizarlo una vez al mes o incluso desentendernos de ello en los meses más lluviosos.